DISPLASIA DE CADERA

_

La displasia de cadera es una enfermedad que se presenta en niños después del nacimiento, pero puede tener consecuencias importantes en edad adulta, incluso, puede llevar a osteoartrosis de cadera de forma temprana, y por tanto, desembocar en invalidez en adultos jóvenes.

 

La displasia de cadera es una afección ósea que puede tener su raíz en defectos congénitos, hereditarios, o degenerativos que llevan a una formación inadecuada de la articulación de la cadera (coxofemoral) que puede provocar, a mediano plazo, una deficiente formación de la articulación y cojera y a largo plazo, desgaste excesivo de la articulación e invalidez.

Síntomas:

_

Es posible que no haya síntomas. Los que se pueden presentar en un recién nacido pueden ser:

  • La pierna con problema de cadera puede parecer que se sale de su posición 
  • Limitación para la apertura de la pierna afectada 
  • Pierna más corta en el lado con la dislocación de la cadera
  • Pliegues cutáneos desiguales de los muslos o las nalgas

Después de los 3 meses de edad, la pierna afectada puede voltearse hacia afuera o ser más corta que la otra

Tratamiento:

_

Cuando el problema se encuentra durante los primeros 6 meses  de vida, se utiliza un dispositivo o arnés de Pavlik para mantener las piernas separadas y flexionadas hacia afuera (posición de rana). Este dispositivo con mucha frecuencia sostendrá la articulación de la cadera en su lugar mientras el niño crece. Posteriormente se utiliza otro dispositivo que es la felula  de aros.

El tratamiento quirúrgico dependerá de la edad y severidad de la displasia de cadera.

Casos:

_